Compartir

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmaron este viernes un segundo caso de coronavirus cuyo origen está en la ciudad china de Wuhan y que ha dejado al menos 26 muertos y 887 contagiados.

La paciente, de 60 años, viajó recientemente a Estados Unidos desde Wuhan y no tenía síntomas durante el vuelo, pero nada más llegar a Chicago comenzó a presentar señales de haber sido contagiada, indicaron responsables de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Llegó de Wuhan, capital de la provincia china Hubei, a territorio estadounidense el pasado 13 de enero.

Esta mujer es el segundo caso en Estados Unidos, después de que se confirmara esta semana que una persona en Seattle, en el estado de Washington, sufre la enfermedad.

Actualmente, 63 personas de 22 estados están bajo investigación por el virus, confirmaron fuentes del CDC.