El Departamento de Comercio del país americano informó este viernes a través de un comunicado que el Gobierno de Estados Unidos ha prohibido a partir del próximo domingo, cualquier tipo de transacción con las aplicaciones TikTok y WeChat, cuyo origen es chino.

La orden emitida prohíbe “cualquier provisión de servicios para distribuir o mantener las aplicaciones de WeChat y TikTok”, es decir, las tiendas digitales de Google y Apple no podrán continuar permitiendo que dichas aplicaciones sean descargadas.

De igual forma, a partir del próximo 20 de septiembre para WeChat y del 12 de noviembre en el caso de TikTok, las empresas estadounidenses no podrán proporcionar a estas aplicaciones servicios de “hosting”, de distribución de contenidos, de tránsito de internet o utilizar su código, funciones o servicios.

Por su  parte, el Gobierno de Donald Trump explicó que tomó estas medidas para salvaguardar la seguridad nacional, ya que el Partido Comunista Chino ha probado tener la capacidad y motivos para usar estas apps como amenaza para la economía, política exterior y seguridad nacional.