El gobierno de Estados Unidos envió refuerzos militares a Bagdad para proteger su embajada, tomada por asalto por una multitud, anunció el secretario de Defensa, Mark Esper. 

También el Departamento de Estado informó que hasta el momento se descarta una evacuación de la embajada.

Mientras, el presidente Trump  dijo en Twitter que millones de personas en Iraq buscan la libertad y que no quieren ser dominados y controlados por Irán. 

El envío de soldados llega después que cientos de manifestantes rodearon la embajada de Estados Unidos en Bagdad, en protesta por el ataque norteamericano del domingo contra las milicias chiíes Multitud Popular, y han asaltado repetidamente las instalaciones de la delegación diplomática.