Los equipos de rescate tailandeses festejan hoy que completaron exitosamente el salvamento de 12 niños de un equipo de futbol y su entrenador, quienes quedaron atrapados en una cueva desde el pasado 23 de junio, cuando los 13 exploradores fueron sorprendidos por una súbita tormenta que inundó la caverna y les impidió salir.

Desde el 24 de junio, los equipos de rescate comenzaron con las primeras misiones de exploración para localizarlos, aunque no fue sino hasta el dos de julio cuando buzos británicos que se unieron a la búsqueda encontraron a los niños y el entrenador con vida a cuatro kilómetros de profundidad.

El cuatro de julio, los chicos comenzaron con un curso intensivo de buceo; el seis del mismo mes, las autoridades reportaron el fallecimiento de un experto buceador durante una de las tarea de suministro. El ocho de julio rescataron a los primeros cuatro niños; el nueve de julio rescataron a los siguientes cuatro y el día de hoy, 10 de julio sacaron a los cuatro niños restantes y su entrenador, todos con vida, quienes fueron trasladados a un hospital para ser evaluados y se mantendrán en observación durante aproximadamente una semana.