Este viernes la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos aprobó el uso de las vacunas contra COVID-19 “Pfizer” y “Moderna” en bebés de 6 meses en adelante.

Esto significa que millones de niñas y niños a partir de los 6 meses podrán recibir la aplicación de alguna de estas vacunas; en el caso de “Pfizer BioNTech” se aprobó en el rango de edad que va  de seis meses a 4 años y la de “Moderna Inc” de seis meses a 17 años. 

Funcionarios de la Casa Blanca detallaron que la aplicación podría comenzar a partir de la próxima semana, ya que ambas farmacéuticas dijeron estar “listas para la distribución de las dosis”. 

Asimismo, Robert Califf, comisionado de la FDA, detalló a través de un comunicado que, “aquellos a quienes se les confía el cuidado de los niños pueden tener confianza en la seguridad y eficacia de estas vacunas contra COVID-19 y pueden estar seguros de que la agencia fue minuciosa en su evaluación de los datos”.