Gladis Giovana y Mario Alberto, culpables por el secuestro y feminicidio de la pequeña Fátima de 7 años, ya se encuentran tras las rejas del reclusorio de la Ciudad de México. Están en zonas restringidas y bajo vigilancia personal esto luego de ser detenidos el pasado 19 de febrero, acusados de los delitos de secuestro agravado y feminicidio de una menor.

La tarde del viernes, el transporte donde viajaba Giovana, ingresó al Centro Femenil de Reinserción Social en Santa Martha Acatitla, pocos minutos más tarde, el vehículo del inculpado; entró al Reclusorio Varonil que está ubicado en el Oriente de la Ciudad de México.

La Subsecretaria del Penitenciario informó que ambos presos están en zonas de acceso restringido, con video vigilancia y monitoreo de custodia a cargo de un elemento de seguridad. Además tendrán un registro de visita al igual que todos los presos del penitenciario.