La Fiscalía General de la República consideró en la solicitud de orden de aprehensión contra Luis Videgaray, que el expresidente Enrique Peña Nieto fue el jefe de una banda criminal, la cual participó en actos de traición a la patria y cohecho, es decir, que tuvo un papel central en la comisión de delitos en el caso Odebrecht, de acuerdo con el medio Reforma.

El periodista Abel Barajas, habría tenido acceso a la solicitud de orden de aprehensión en contra del exsecretario de Hacienda, en dicho documento se considera que el expresidente fue autor mediato de los delitos mencionados y los de carácter electoral, es decir, utilizó como instrumentos a Videgaray y Emilio Lozoya.

Asimismo, el documento dice que Videgaray actuó bajo instrucciones de Peña, quien era entonces su jefe, “A instancias del Mandatario, dice el documento de la FGR, Videgaray distribuyó ‘de manera espontánea y por interpósita personas’ 121 millones 500 mil pesos a los legisladores panistas Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle; al dirigente partidista Ricardo Anaya y al legislador priista David Penchyna Grub”.

De igual forma se informó que bajo el liderazgo del expresidente de México, tanto Videgaray y Lozoya funcionaron como un estado dentro de un Estado e implementaron una política de actos de corrupción. En tanto, Videgaray aparece como autor material, pero Peña fue el orquestador y promoverte de las acciones delictivas.