El Fondo Monetario Internacional (FMI) renovó la Línea de Crédito Flexible (LCF) para el gobierno de México por un monto de acceso equivalente a aproximadamente 61,000 millones de dólares durante dos años más, lo que implica un monto menor en relación con años anteriores.

Dicho monto representa 44.5635 mil millones de Derechos Especiales de Giro, que es el activo de reserva internacional para complementar las reservas oficiales de los países miembros del FMI.

Además, los recursos mantienen el objetivo de preservar la estabilidad económica y financiera, así como de continuar aumentando la resiliencia de la economía.

El FMI reconoció que las autoridades de México han respondido apropiadamente a los recientes choques externos, demostrando su compromiso con la estabilidad macroeconómica.