Este viernes la isla griega de Samos, ubicada al Este del país, y la costa egea de Turquía se vieron sacudidas por un terremoto de magnitud entre 6.6 y 6.8, según reportaron el Instituto Geodinámico del Observatorio Nacional de Atenas y la agencia oficial turca Anadolu.

Este desastre ha dejado al menos cuatro muertos y 120, de acuerdo con lo informado por el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca en Twitter. Además, medios locales han reportado daños materiales, que incluye el derrumbe de varios edificios en ambos países, y un mini-tsunami y daños materiales en isla griega de Samos.

En Grecia, el seísmo ha alcanzado una magnitud de 6,6 grados y se ha producido a las 13.51 hora local. En Turquía con una magnitud de 6.8.