Este miércoles el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, indicó que el gobierno ya no tomará fotografías a los vacunados contra el COVID-19, pues esta situación no es determinante para la aplicación de la segunda dosis.

El funcionario explicó que lo importante es mantener un registro de las personas que han recibido el medicamento, por lo que el tomar la fotografía no es una medida restrictiva para su aplicación.

Destacó que los vacunados deberán presentar de forma obligatoria la Clave Única de Registro de la Población (CURP), su nombre completo, domicilio y teléfono.

Durante la conferencia vespertina de hoy, la dependencia indicó que se han registrado mil 75 nuevos decesos, concluyendo con 177 mil 61 muertes a causa de la enfermedad, además de que se estiman dos millones 208 mil 668 contagios de coronavirus, sin embargo, 56 mil 545 podrían mantenerse activos.

Finalmente, concluyó que se tiene una ocupación hospitalaria de 39 por ciento, lo que indica una tendencia a la baja.