De acuerdo al Instituto Nacional Electoral, no hay motivos para sancionar a Víctor Hugo Romo por actos anticipados de campaña, ya que las acusaciones no proceden porque no violó ninguna norma electoral.

De acuerdo con lo informado, los actos identificados y por los cuales se pretendía sancionar al actual alcalde de la Miguel Hidalgo, no se pueden considerar actos de proselitismo, ni de precampaña, sino eventos relacionados con su cargo.

Se ha criticado a Romo por entregar extemporáneamente un informe de estos hechos, sin embargo, al no haber ninguna violación que analizar, la entrega de este documento es irrelevante y sin sentido.

Lorenzo Córdova señala que, en el caso de Víctor Hugo Romo, no existen y no procede la acusación de actos de proselitismo; “Hay actos de ejercicio de la función de un funcionario que quiere reelegirse”.

Esto último abre un dilema para los candidatos que buscan la reelección y hagan eventos públicos, sin embargo, hasta este momento, la candidatura de Romo sigue estando limpia y en pie.