LOUISVILLE, KY - NOVEMBER 20: A general view during the "The Hunger Games: Catching Fire" Louisville Screening at Cinemark Tinseltown USA on November 20, 2013 in Louisville, Kentucky. (Photo by Stephen Cohen/Getty Images)

Ir al cine es igual de sano que caminar, así lo reveló un estudio realizado por la University College de Londres.

Aunque ver una película en una sala de cine no es visto como una actividad saludable, en realidad es una práctica tan benéfica para la salud como realizar ejercicio de cardio suave.

Así lo determinó una investigación realizada por la la University College de Londres, y difundido por The Times.

El estudio demostró que ver una película durante 45 minutos o más, aumenta el ritmo cardiaco a niveles similares al que se consigue con una caminata rápida.

Además de mantenerse en una “zona cardíaca sana” durante la proyección, los espectadores mejoraron su concentración y memoria.

Estos resultados no se obtuvieron cuando la película se veía en casa. Esta diferencia se atribuye a que las distracciones en una sala de cine son mínimas, permitiendo que el cerebro ponga total atención a lo que ocurre en la pantalla.