Una juez federal concedió una suspensión a Rafael Caro Quintero, quien fundó el cártel de Guadalajara, con lo que evita ser extraditado a Estados Unidos.

Además detalló que Caro Quintero solicitó la suspensión respecto de la orden de extradición solicitada por el gobierno de Estados Unidos, más no de la orden de captura que tiene en México.

Caro Quintero es requerido por una Corte Federal en Estados Unidos por los delitos de secuestro y homicidio de Enrique Camarena, agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), en 1985.

Fue en 9 de agosto de 2013, que Caro Quintero consiguió su libertad tras permanecer 28 años en prisión, luego que un tribunal colegiado le concedió un amparo, misma que fue combatida por la ex Procuraduría General de la República y caso que llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde el 6 de noviembre del mismo año la Primera Sala revocó la sentencia.

Así, en enero de 2015, el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito con sede en Guadalajara declaró de nueva cuenta penalmente responsables a Rafael Caro y a Ernesto Fonseca, Don Neto, por el secuestro y homicidio calificado de Camarena Salazar.

Además, determinó que Caro debía cumplir con los 12 años de prisión que le faltaban, por lo que se ordenó reaprehenderlo. 

Actualmente el gobierno de EUA ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por la cabeza de Caro Quintero.