La cadena de donas Krispy Kreme, ha implementado una forma para hacer que la vacuna contra el COVID-19 sea más dulce en Estados Unidos.

En un comunicado de prensa la compañía dio a conocer su nueva campaña en la cual, desde el lunes pasado y hasta el final de este año, si llevas tú tarjeta de vacunación a cualquier ubicación de Krispy Kreme en EE. UU., el comercio te regalará una dona.

La tarjeta debe mostrar una o dos inyecciones de cualquiera de las vacunas contra el COVID-19 para calificar y debe canjearse en una tienda. Además, no se necesita comprar nada para obtener la dona diaria gratis.

“Todos queremos que el covid-19 se debilite lo más rápido posible y queremos apoyar a todos los que hacen su parte para que el país sea seguro al vacunarse tan pronto como la vacuna esté disponible para ellos”, dijo Dave Skena, jefe de Marketing de Krispy Kreme.

“Entendemos que elegir recibir la vacuna contra el COVID-19 es una decisión muy personal […] Aquellos que decidan no recibir la vacuna contra el COVID-19 aún pueden obtener una dona glaseada gratis y un café mediano los lunes del 29 de marzo al 24 de mayo”, dice el comunicado de prensa.

La cadena de donas también ofrece un incentivo a sus empleados que deciden vacunarse con cuatro horas de tiempo libre remunerado para que puedan ir a ponerse la inyección.