Este hecho alerta a los analistas e inversionistas potenciales

La calificadora ajustó de “estable” a “negativa” la calificación sobre Pemex y CFE, a pesar de esto, las empresas se mantienen en el grado de inversión, pero se colocan a solamente dos escalones de su degradación en cuanto a inversión.

Especialistas en el tema han coincidido que este año, el país no perderá su grado de inversión por parte de las calificadoras, pero si es muy probable que las reducciones en calificaciones sigan aumentando.

Gracias a estos hechos, la población ha comenzado a cuestionar al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre sus decisiones en tema de inversión y negocios dentro del país.