El siniestro se ha atribuido a las obras de remodelación que se estaban llevando a cabo.

El fuego, registrado en el interior del templo, ha derrumbado la aguja de la torre principal y una espesa columna de humo es visible desde varios puntos de la ciudad.

En un mensaje en las redes, las autoridades pide a la gente que  evite la zona de la catedral y se facilite le paso a los bomberos y los equipos de emergencia que se están trasladando hasta el lugar.

Además de ser una joya del estilo gótico, en su interior se coronó emperador Napoleón Bonaparte en 1804, se produjo también la beatificación de Juana de Arco, en 1909, y el papa Juan Pablo II ofició una misa en 1980.