En Yucatán, apenas el 30 por ciento de la población pudo recibir la vacuna contra la influenza. Como resultado de esto, el estado registró 12 de las 22 muertes confirmadas hasta ahora por este mal en todo el país. De acuerdo con el artículo 4º de la Constitución de México, toda persona tiene derecho a la protección de la salud, sin embargo en la práctica, debido a una mala planeación y una reducción en los gastos, dejaron a los yucatecos expuestos ante estos virus.

El sistema de salud opera a nivel federal, la compra y abastecimiento de vacunas y medicamentos, por lo que la población queda vulnerable ante la influenza. Uno de los mayores ejemplos de esto fue que, a la semana epidemiológica 29, se confirmaron 170 casos de influenza en Yucatán, con 12 defunciones, según el Consejo Estatal de Salud de Yucatán.