Un total de 200 personas derechohabientes, jubiladas y empleadas recibió atención gratuita de primer nivel como parte de la Feria de la Salud.

El gobierno del estado promueve la iniciativa a un total de 200 personas derechohabientes, jubiladas y empleadas de distintos centros de costo del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (Isstey) quienes recibieron atención gratuita de primer nivel como parte de la Feria de la Salud.

La directora General de la dependencia, María Isabel Rodríguez Heredia, señaló que el tema de la salud es una prioridad para el titular del Ejecutivo. Entre los servicios prestados, se contó con la unidad móvil odontológica de la Secretaría de Salud (SSY) donde, con el apoyo del Ayuntamiento de Mérida, se realizó pruebas de VIH y sífilis, mastografías y evaluaciones antígenas prostáticas, además de que se aplicaron vacunas de influenza y tétanos.

A la feria se sumó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mediante su programa “Prevenimss” con el que entregó cepillos, tabletas de placa dental y preservativos.