Octubre llena los campos de flor de cempasúchil, la planta de temporada de Día de Muertos y, aunque su uso principal es la decoración, una heladería de Cholula, Puebla, convirtió los pétalos en helado para que los poblanos puedan deleitarse con este inusual sabor, además de apoyar la economía de la comunidad.

En el Barrio de San Juan Calvario de la Zona turística de Cholula, “Helados Coyotitla”, creó el manjar que deleita a propios y extraños.

El postre es hecho a base de maíz y se selecciona a las mejores flores de cempasúchil, para su elaboración.

“Nos dimos a la tarea de hacer un nuevo sabor de helado, un sabor que nadie se imaginaba, todos se sorprenden, no pueden creer que haya un helado de flor si esta no se come, pero es algo que nos caracteriza, es parte de nuestra cultura y vale la pena resaltar que la flor también puede funcionar en otras cosas, no solo para ofrenda”, comentó Andrea Ventura, la propietaria.

“Allá (en Ozolco) se siembra esta flor ya sea en los traspatios o en los pequeños espacios de los terrenos. Coyotitla se caracteriza que todo lo que nosotros hacemos que sea de allá, que se cultive allá, no compramos de otros lugares más que de la misma comunidad”, agregó.

Andrea platicó que con la llegada de este sabor esperan recuperar las ganancias pérdidas debido a la contingencia sanitaria por la COVID-19, mismo que los obligó a mantenerse inactivos por más de seis meses.