Desde el pasado 29 de julio hasta la fecha, Indonesia ha registrado fuertes temblores, el cual dejó 460 muertos; sin embargo, el fin de semana nuevamente se vio afectada con dos terremotos más.

Por lo que, de acuerdo con el servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó que el primer sismo fue de magnitud 6.5, causando el derrumbe de varias casas que ya se encontraban dañadas por temblores anteriores; el segundo se reportó con magnitud de 6.9, así como el epicentro se ubicó a 62 kilómetros al noroestre de la capital de la provincia, Mataram.

Ante esto, el gobernador provincial Zainul Majdi, externó que no tenía información sobre víctimas.