De acuerdo a investigaciones al respecto, su edad data de hace más de 800 años.

En Salzburgo, Austria, un grupo de arqueólogos encontró un objeto cuya forma es muy similar a la de un teléfono celular. El objeto además de contar con formas que se asemejan a una pantalla, también posee pequeños detalles que emulan los botones y números.

En lo que podríamos llamar, las teclas, el objeto presenta caracteres de la antigua escritura cuneiforme,  lo que para los arqueólogos quiere decir que su procedencia podría remontarse a la antigua Mesopotamia en el 3.500 a.c.

Aunque aún no se ha dado parte oficial sobre lo que era el uso oficial del objeto, el objeto sigue siendo un tema que tiene a gran parte de la población mundial intrigada.