Con tan altas concentraciones en la atmósfera, el tamaño de las plantaciones para absorberlas tendrían que ser tan grandes que eliminarían un tercio de los ecosistemas.

El Instituto de Investigación del Impacto Climático de Portland ha publicado un estudio en el que desechan la idea de que para reducir las emisiones de Co2 es necesario plantar árboles.

El instituto afirma que son tan altas concentraciones de CO2 en la atmósfera, el tamaño de las plantaciones para absorberlas tendrían que ser tan grandes que eliminarían un tercio de los ecosistemas del planeta.

Para que la idea de reducir los niveles de CO2 funcione han comunicado que el crecimiento de la biomasa en sitios bien seleccionados, con un importante incremento del riego y la fertilización serviría para apoyar las política de reducción de emisiones de CO2, hasta lograr que el clima no aumente más de dos grados Celsius.