La empresa ya planea crear su propio sistema operativo.

Google ha suspendido todos los negocios y relaciones acordadas con la empresa Huawei, eso significa que sus dispositivos no podrán actualizarse con el sistema operativo Android, ni podrán hacer uso de sus aplicaciones, pues se perderá el acceso a la Play Store.

Ren Zhengfei, presidente de Huawei, dijo: “nos estábamos preparando para esto”, haciendo referencia a la decisión de Trump y recordó que seguirá desarrollando sus propios componentes para reducir la dependencia de proveedores extranjeros.

La decisión de Google por romper lazos con la empresa china se produjo después que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibiera la semana pasada que las empresas de su país usen equipos de telecomunicaciones de compañías extranjeras.