Compartir

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, permaneció en un avión de Viva Aerobús alrededor de cinco horas, debido a que la aeronave no podía despegar porque había mal tiempo.

A pesar del incidente y el tiempo que permaneció en el lugar, López Obrador reiteró que no usará el avión presidencial; “me sentiría muy mal. No por esto voy a cambiar e opinión. No me voy a subir al avión presidencia”, aseguró.

Al presidente electo se le vio con buena actitud durante las horas de espera, incluso justificó el retraso del vuelo por condiciones climáticas “como ocurre en todo el mundo, no sólo en México”, dijo.

Mientras esperaba, AMLO se dirigió a una cafetería, donde negó estar incomunicado pues estuvo enviando mensajes a bordo del avión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here