De acuerdo con un memorando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Estado Unidos puso fin a la política de “permanencia en México” del mandato del expresidente Trump, que obligaba a los migrantes centroamericanos a solicitar su asilo y esperar en México.

Un funcionario del DHS dijo este martes a Reuters, que el gobierno del presidente Joe Biden puso en pausa el programa, Protocolos de Protección de Migrantes (MPP) el 20 de enero, poco después de asumir su cargo, desde ese momento se le ha permitido entrar al país para solicitar asilo, a más de 11 mil migrantes.

En un decreto del 2 de febrero, Biden pidió a las agencias estadounidenses se revise el programa MPP y considerar la posibilidad de ponerle fin.

Los republicanos han criticado las medidas de Biden, incluyendo el fin del programa MPP, diciendo que alentó la llegada de migrantes a la frontera entre Estados Unidos y México en los últimos meses. Lo cual se refleja en el aumento de número de detenciones.