Andrea Melissa Peniche, es una joven madre de familia de Yucatán que compartió en sus redes sociales algunas imágenes de su pequeño hijo vendiendo paletas a un peso.

El niño portaba un letrero que decía “Vendo paletas porque no quiero estudiar, ni hacer tarea. $1”

La madre de familia explicó que el niño se encuentra en segundo de primaria y que decidió tomar la medida porque no hace nada en el salón.

Por lo que lo llevó a una de las avenidas principales de Mérida a vender paletas “bajo el sol”, mismas que compró con su dinero. Estuvo ahí durante una hora y sin sentarse.

“Sé que algún día me lo agradecerá”, escribió Peniche en su mensaje en redes, esperando que su hijo valore lo que tiene y siga estudiando.