Luego de haberse registrado como candidata a la gubernatura de Querétaro por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Abigail Arredondo salió a escuchar las propuestas ciudadanas en un mercado de la entidad.

En contraste, Mauricio Kuri, que busca el mismo cargo por el Partido Acción Nacional (PAN), se mantuvo encerrado en la habitación de un lujoso hotel de la entidad posterior a su registro.

Las decisiones de ambos políticos generaron polémica y discusiones en redes sociales, pues el albiazul se mantiene lejos de la ciudadanía, a pesar de que busca ser favorecido con su voto para gobernar la entidad.