Una cifra estimada de 351 millones de pesos, es la cantidad que solicitó el Congreso Local del Estado de Yucatán como presupuesto para el año entrante, respondiendo a una serie de gastos generados al interior de la XLII Legislatura y de instancias gubernamentales de la entidad.

“El recurso se destinará para cubrir más gasto burocrático, como por ejemplo en el caso de la ASEY y la Unidad de Vigilancia y Evaluación, los cuales la gran mayoría serán para mantener con recursos públicos a una plantilla de más de 70 personas”, señaló Miguel Candila Noh, diputado de Morena, cuya bancada votó en contra de la propuesta por considerarla excesiva e injustificada.

Por su parte, Milagros Bastarrachea diputada de Movimiento Ciudadano, contestó: “Si son tan austeros que renuncien a esa participación que es el triple de lo que recibieron el año pasado”; calificando de incongruente el posicionamiento de Morena en torno a la propuesta de presupuesto.

Mientras tanto, habrá que esperar la llegada del nuevo gobierno federal para conocer la resolución del proyecto presupuestal para la entidad.