Melanie Trump, la primera dama de Estados Unidos busca lograr una reforma migratoria satisfactoria, ya que está en contra de la práctica de separar a padres y niños migrantes indocumentados cuando tratan de entrar al país de forma irregular.

Asimismo, Stephanie Grisham, directora de comunicación de la primera dama comunicó que: “la primera dama cree que necesitamos ser un país que siga todas las leyes, pero también que gobierne con el corazón”.

Cabe mencionar que Trump, ha ordenado que todo aquel que entre a Estados Unidos de forma ilegal debe ser procesado y, en tanto los menores no pueden entrar en las prisiones de adultos, por lo que la mayor instalación de niños migrantes se encuentra en Browsnville, Texas, con 1.500 menores.