La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante su intervención en Palacio Nacional señaló que México sigue teniendo una deuda histórica con las mujeres a pesar de los logros y esfuerzos por la igualdad.

“México sigue teniendo una deuda histórica con las mujeres, el trabajo de todas es digno de celebrarse aun cuando todavía no sea suficiente”;

“Tenemos una deuda con todas las mujeres, con las que no reciben un pago justo por su trabajo, con las mujeres migrantes, con las mujeres que trabajan dobles jornadas, con las niñas que se convierten en madres o esposas, con las mujeres trans, con las mujeres indígenas y afromexicanas, con las mujeres sexoservidoras, con las mujeres políticas, con las mujeres científicas; en fin, ahí está todavía una deuda”, indicó la titular de la Segob.

Sánchez Cordero, también recordó el papel de la mujer en sociedad y como su figura fue relegada a un segundo plano, siempre en función del hombre, por lo que debe  continuar la lucha para la construcción de un mundo más igualitario.

“Históricamente el hombre ha sido el centro de la vida social, política y económica, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. La mujer en cambio, ha tenido un papel secundario y su existencia ha sido justificada solo en relación con la del hombres, sin embargo, las mujeres en la historia y en la historia de nuestro país, hemos reivindicado la idea de que la mujer tiene una posición en la sociedad y esa no es una posición de inferioridad, la lucha por la igualdad es una gesta que las mujeres del mundo hemos construido desde hace siglos y que vamos a seguir construyendo”, concluyó la funcionaria pública.