La cifra de muertos por el nuevo coronavirus ascendió a 633 víctimas fatales, informaron las autoridades en materia de Salud en China al presentar su balance diario.

Entre estos nuevos decesos se encuentra Li Wenliang, el médico oftalmólogo que alertó del peligro que se avecinaba, pero que le pidieron guardar silencio para no provocar histeria.

De igual manera, China reportó más 30 mil personas contagiadas, por lo que más ciudades han instruido a sus habitantes a quedarse en casa, para evitar riesgos.

Fuera de China, están confirmados más de 240 casos por la enfermedad en una treintena de países.