De acuerdo a los estudios de la Unión Interparlamentaria de las Naciones Unidas, las mujeres tienen un mejor desarrollo como dirigentes de un país, presentan una ventaja frente a los hombres que están al frente de una nación.

La gestión de la pandemia de coronavirus es un ejemplo de esta tendencia; Alemania, Finlandia y Nueva Zelanda, son los países que mejor han enfrentado la crisis sanitaria; estas tres naciones están gobernadas por mujeres.

En Alemania, Angela Merkel es considerada como la “campeona europea” por tener la tasa de muerte más baja de todo el continente. De igual manera, Sanna Marin, primera ministra de Finlandia, fue alabada por todo el mundo por controlar los contagios con solo 3 semanas de confinamiento.

Debido a esta tendencia; en las elecciones de mediados de año en México, los partidos políticos decidieron postular a diversas mujeres a cargos de servicio público, sobretodo a gubernaturas estatales.

El partido en el poder, Morena, propuso a 7 mujeres al igual que el PRI. Por otro lado, el Partido Acción Nacional parece no entender la tendencia del poder femenino y sigue cerrando paso a las mujeres.

El Partido Revolucionario Institucional, tiene claro que para recuperar su posición y rehabilitar su imagen, las mujeres son un punto clave. En el caso de Querétaro el PRI lanzó a Abigail Arredondo para la gubernatura del estado y a María Alemán para presidente municipal de la capital.

Ambas candidatas tienen una gran carrera en el servicio público; las dos llegaron al PRI de la mano de José Calzada, fueron regidoras en la gestión de Roberto Loyola. Su desarrollo como diputadas locales y federales las posicionó en las primeras planas del ámbito político.  Se espera que ambas candidatas den la sorpresa en los comicios electorales.

Chihuahua es un estado clave en estas elecciones, es por esto que el PAN está enfocado en impulsar a su candidata María Eugenia Campos Galván. En este mismo sentido, las demás mujeres que compiten por un cargo, son de otros partidos con los que han hecho coalición.

Por último, Morena, impulsa la candidatura de Mónica Rangel a la gubernatura de San Luis Potosí, Rangel es una mujer joven que tiene la misión de consolidar el movimiento de la 4T en ese estado.