La automotriz Nissan informó este viernes que dos de sus plantas en los estados Aguascalientes y Morelos detendrán operaciones durante una semana en junio en medio de la escasez global de chips.

“Continuamos realizando ajustes en nuestro proceso de producción para minimizar el impacto que esto ha generado en la industria automotriz a nivel local y global”, indicó la empresa.

Otras automotrices que también han tenido que parar operaciones ante la escasez de chips son General Motors y Volkswagen, mientras que Ford redujo su producción.

La escasez global de chips se originó por la suspensión de actividades debido a la pandemia de COVID-19, la cual también detonó una mayor demanda de dispositivos electrónicos.

La industria automotriz es la que más ha sido impactada por la escasez, derivado de práctica de compras a corto plazo de los chips, mientras que otros sectores, como el de teléfonos, sus compras son programadas a largos plazos.