En la conferencia de prensa de este viernes, tras que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya revelara que parte del dinero que se recibió de sobornos de Odebrecht fue utilizado para atacarlo, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó.

“Mi postura es que no haya persecución, que no haya venganzas políticas, que se aplique la ley con rigor, con escrúpulos, que no se fabriquen delitos. Al mismo tiempo que no haya impunidad, que se lleve a la práctica la máxima liberal que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”.

En tanto, el mandatario recordó que estas declaraciones son producto de la colaboración del expresidente de Pemex con la FGR. Asimismo, luego de las denuncias de Lozoya, las autoridades realizan las indagatorias correspondientes y está llamando a comparecer a presuntos involucrados o responsables.

De igual forma, el jefe del Ejecutivo reiteró públicamente su confianza en la labor de la Fiscalía, encabezada por el Dr. Alejandro Gertz Manero, y apuntó que todo se ha manejado “con independencia y autonomía”.