El proyecto de la séptima refinería de Dos Bocas, el proyecto más importante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, enfrenta altos riesgos por inundación, erosión, sismos y peligro volcánico, así lo informó el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

“El área del proyecto está sujeta a riesgo alto por inundación marina, riesgo alto por inundación fluvial, riesgo muy alto por inundación causado por marea de tormenta, riesgo muy alto por erosión causado por oleaje de alta energía”, detalló el organismo en la Manifestación de Impacto Ambiental regional.

La mega obra prometida por el gobierno de se ubicará en el puerto de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, Tabasco.

La obra refleja más impactos adversos (56) que benéficos (34) en el área de estudio.

“La evaluación de la etapa que presentó la mayor afectación es la de preparación del sitio, sin embargo, las actividades involucradas son de corta duración”, mencionó el IMP.