La diputada Olga Sosa continúa trabajando, en esta ocasión presentó un punto de acuerdo en el que exhorta a las secretarías del Bienestar, de Salud y al Sistema Nacional para el desarrollo Integral de las Familias (DIF), que coordinen esfuerzos e implementen programas sociales a favor de los niños, niñas y adolescentes que perdieron a sus padres a causa del SARS-COV-2.

“Es imprescindible garantizar los derechos fundamentales a los menores de edad que hayan quedado en orfandad, las instituciones debemos generar políticas públicas y programas sociales en favor de ellos, desafortunadamente los niños, niñas o adolescentes huérfanos sufren las más graves violaciones a sus derechos, que van desde mala alimentación, riesgos a su salud e incluso la explotación laboral y sexual”, enfatizó la diputada.

Asimismo, la diputada señaló que un huérfano por causas de salud no es un tema ajeno a la realidad, y sostuvo que son miles de niñas y niños que quedan indefensos a causa de padecimientos mortales de sus madres y padres, además de que en estos momentos la pandemia ha afectado a grupos poblacionales susceptibles de tener descendencia en edad adolescente.

Sosa Ruíz también hizo mención de que entre los problemas que viven los menores en orfandad está la falta de una alimentación adecuada, la falta de un techo, acceso a la salud y otras acciones que degradan su condición humana, tales como el trabajo infantil. En el mismo sentido, recalcó que la emergencia sanitaria ha cambiado la realidad de millones de personas, por lo que se necesita fortalecer el estado de bienestar para evitar que se profundicen las desigualdades.