Abdi Mahamud, responsable de incidentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicó que actualmente mantienen vigilancia epidemiológica de la variante Ómicron, así como estudios sobre su comportamiento en el cuerpo humano, por lo que destacó que la nueva variante de COVID-19 afecta las vías respiratorias superiores; sin embargo, presenta síntomas más leves comparado con delta.

“Estamos viendo más y más estudios que señalan que Ómicron está infectando la parte superior del cuerpo. A diferencia de las otras (variantes), que podrían causar una neumonía grave”, declaró el especialista.

Agregó que, la preocupación de la OMS, desde los primeros casos detectados de Ómicron, es por su alto nivel de transmisibilidad, lo que supone que en un par de semanas será la variante dominante en el mundo y esto afecta directamente a países donde los niveles de vacunación son bajos.

El responsable de incidentes de la OMS, puntualizó que por el momento es necesario actuar con cautela y evitar pánico.