En una guía que fue elaborada por expertos internacionales y fue publicada en la revista The British Medical Journal, la Organización Mundial de la Salud desaconsejo el uso de remdesivir como tratamiento para pacientes hospitalizados por coronavirus.

En tanto, la postura de la OMS se basa en la comparación de los efectos de varios tratamientos médicos contra el coronavirus, que incluye datos de cuatro ensayos internacionales de aproximadamente de 7 mil pacientes hospitalizados.

Tras examinar las pruebas, el organismo sanitario dijo: “no tiene ningún efecto significativo sobre la mortalidad u otras complicaciones importantes para el paciente”, añadió que “la necesidad de requerir ventilación mecánica o el tiempo de mejoría clínica”.

Asimismo, reconoce que la evidencia no indica que el remdesivir no sea beneficioso, sino que no existen pruebas suficientes sobre que mejore sustancialmente las perspectivas del paciente.