El 19 de diciembre de 2019 se había reportado la desaparición de los hermanos José de Jesús Martínez Camarena, Ernesto Padilla Camarena, y Tonatiuh y Oswaldo Javier Ávalos Camarena, quienes habrían sido víctimas de desaparición forzada por parte de policías municipales de Ocotlán, ahora el Comité Contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas pidió al Estado Mexicano acciones urgentes para su búsqueda. El Comité emitió la solicitud de las acciones el pasado miércoles 6.

De acuerdo a Lorena Almaraz, integrante del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), según México deberá dar una respuesta antes del 6 de febrero, “de acuerdo con el artículo primero constitucional, México debe de acatar las convenciones y tratados internacionales que suscribe (…) por lo que hay un compromiso a nivel internacional de cumplir con lo que el Comité requiere”, mencionó Almaraz.

En una entrevista, María Guadalupe Camarena Rodríguez y su hija Mayra Elizabeth Ávalos declararon que a lo largo de un año acudieron a diferentes autoridades de los tres niveles de gobierno, e incluso mandaron un telegrama al presidente Andrés Manuel López Obrador, para demandar la localización de sus familiares, pero no han tenido éxito.

Para poder pedir justicia ante la desaparición de sus familiares, también denunciaron que en la agencia del Ministerio Público (MP) número 9, donde investigan el caso de la desaparición de los hermanos, recibieron malos tratos por parte de Adrián Acosta, quien se atrevió a gritarles, así como de Luis Humberto Cortés Tapia, el cual les negó información, y tampoco permitió que revisaran y sacaran copias a la carpeta de investigación. Cuando por fin pudieron revisarla, se percataron de que no se había avanzado en la investigación, por lo que exigieron que la autoridad “no se siga cruzando de brazos”.