Durante el viaje que realizará el próximo fin de semana el Papa Francisco a Irlanda, se reunirá con un grupo de víctimas de abuso sexual por parte del clero; durante el Encuentro Mundial de la Familia que sostendrá en Dublín, pedirá perdón y rezará con las víctimas; esto después de haber salido a la luz, información en donde se demuestra que cientos de niños fueron abusados.

El Papa ha expresado este acto como una vergüenza para la iglesia, además de mostrarse arrepentido en nombre de quienes realizaron estos actos; a su vez, se espera que haga un pronunciamiento durante esta reunión sobre algunos escándalos en el país que visitará.