Con dos fallecidos ya en su historial, el Hospital Regional de Pemex, se encuentra en la mira; la empresa reportó que actualmente se encuentran 52 derechohabientes bajo seguimiento médico, de ellos 17 se están atendiendo de manera ambulatoria, 30 permanecen hospitalizados y 5 se encuentran en terapia intensiva.

Después de dar a conocer las cifras, informó que 6 de estos pacientes serán trasladados al Hospital Central Sur de la Ciudad de México, y ratificó que el servicio de hemodiálisis se encuentra garantizado y ya se ha suministrado a otros 55 pacientes bajo supervisión.

Mientras tanto, los familiares de los afectados continúan molestos y presentados quejas por las malas condiciones y de la falta de medicamento en las instalaciones, lo que ha provocado que muchos decidan trasladar a sus enfermos a hospitales particulares.