A pesar de haber sido exonerada de todo delito el pasado 8 de agosto, la defensa de Elba Esther Gordillo encontró una investigación que la Procuraduría General de la República mantiene abierta contra la exdirigente.

Esto está ligado con la defraudación fiscal que presuntamente fue cometida entre el año 2008 y 2009.

Por medio de un juicio de amparo, el abogado Marco Antonio del Toro logró dar con esta indagatoria, aunque un tribunal federal puso fin a la que había sido anunciada como la última acusación federal en su contra.

Se sabe que la PGR no ha reunido nuevas pruebas contra Gordillo Morales, por lo que la averiguación no ha podido ser consignada, de acuerdo con información de fuentes ministeriales.