Sin duda lo de hoy en el medio del entretenimiento son las plataformas streaming, y las de vídeos son de las más utilizadas mundialmente, ya que resultan demasiado convenientes para todos los consumidores que no cuentan con el tiempo o dinero de poder acceder a cines,  por lo que contar con la opción de decidir cuándo, dónde y qué ver, es de gran utilidad.

México se ha convertido en uno de los mayores consumidores de estas plataformas, como son: Netflix, Prime Video, Blim, HBO Go, entre otras, por lo que se ha promovido un proyecto el cual decreta que estas empresas deben tener en su catálogo al menos 30% de contenido nacional o producciones mexicanas.

Esta iniciativa será exclusivamente para las plataformas de vídeo, y también se menciona un impuesto, además de que al año que entre en vigor, habrá impuestos especiales a estas mismas empresas o al menos las que sus ventas anuales en México sean iguales o superiores a 800 millones de pesos.