La Secretaría de Salud de la Ciudad de México, informó que la vacuna contra COVID-19 se aplica a todas las personas mayores de 60 años, incluso si tienen hipertensión o diabetes, ya que no hay contraindicación ante esos padecimientos.

Las personas mayores deben acudir bien alimentados, hidratados, con ropa cómoda para efectuar la inoculación y mantener su tratamiento de medicamentos si tienen alguna enfermedad como hipertensión o diabetes.

Además, la dependencia indicó que las Macro Unidades Vacunadoras cuentan con un área de observación para supervisar cualquier reacción adversa a la vacuna en los 30 minutos posteriores. Lo anterior, como una medida de seguimiento para los inoculados.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, insistió en no madrugar ni llegar con demasiadas horas de anticipación a su cita, a fin de evitar aglomeraciones durante la jornada de vacunación.