Luego de que un depósito de armas en Siria estallara este domingo de semana en la provincia de Idlib en Siria, el número de muertos aumentó a 69, de acuerdo con la información del nuevo balance divulgado por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Por su parte, Rami Abdel Rahman, director de la OSDH, dijo “al menos 52 civiles, entre ellos 17 niños, la mayoría originarios de Homs, perdieron la vida en la explosión”, y mencionó que otros 17 muertos fueron identificados como combatientes del grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS).

La provincia en donde ocurrieron los hechos, es una de las últimas de Siria que no está bajo control del régimen de Bashar Al Asad, quien advirtió que uno de sus objetivos, es reconquistar dicho lugar. La mayoría de las víctimas son miembros de familias que combaten al grupo yihadista HTS.