Por medio de una conferencia de prensa en Tokio, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe dio a conocer su renuncia alegando problemas de salud con la colitis, por lo que necesita tratamiento continuo: “Juzgué que no debería continuar con mi labor como primer ministro”.

“Necesito luchar contra la enfermedad y necesito ser tratado, no estaba en el estado perfecto (…) A pesar de que falta un año en mi mandato y hay desafíos que enfrentar, decidí renunciar como primer ministro”, declaró Abe.

De igual forma, pidió disculpas al pueblo de Japón y comentó que durante ocho años controló su enfermedad, sin embargo, en junio de este año, tras realizarse un chequeo regular se pudo detectar que había señal de la enfermedad. Asimismo, aseguró que continuará en el cargo hasta que el Partido Liberal Democrático, nombre a su sucesor.

El lunes pasado por la mañana, Abe visitó el Hospital Universitario Keio en Tokio, convirtiéndose en su segunda visita en una semana. A lo que declaró que los médicos habían detectado un resurgimiento de la afección en los últimos meses.

Cabe mencionar que Shinzo Abe debido a su colitis, anteriormente se había visto forzado a dimitir durante su primer mandato como líder del país de 2006 a 2007. Sin embargo, en 2012 volvió a ser primer ministro en 2012, convirtiéndose en el mandatario con más tiempo en el gobierno de Japón.