Luego de que la creación de una nueva vacuna contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), haya tenido buenos resultados, y dé posibilidades de combatir el SIDA con pruebas en animales; durante las pruebas se detectó que pudo neutralizar varias raíces de la enfermedad, por lo que, de salir bien, podría comenzar a utilizarse como método contra el mal a partir de 2019.

La fuente de dicha información fue la revista Nature, misma que dio a conocer los resultados del estudio realizado por los científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, en el que informan que la vacuna experimental fue pensada a la medida para que atacara regiones específicas infectadas por el VIH, consiguiendo generar los anticuerpos necesarios en pruebas con monos y ratones.