Tras 11 años, padres de los 12 jóvenes que perdieron la vida en un operativo fallido de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Distrito Federal (ahora CDMX), en la discoteca New’s Divine, se manifestaron esta mañana frente a Palacio Nacional para exigir justicia.

Los padres de las víctimas de lo ocurrido el 20 de junio de 2008, exigen al presidente Andrés Manuel López Obrador, que se haga justicia y reclaman que a 11 años de esta tragedia no se ha castigado a los responsables.

Los manifestantes colocaron un número 12 en color rojo en la plancha del Zócalo capitalino, así como velas y coronas de flores para recordar a sus hijos.

Los implicados denuncian que Francisco Chíguil, quien fue responsable de la apertura del antro a pesar de tener irregularidades, fungió como delegado en Gustavo A. Madero y actualmente es alcalde en el mismo territorio.