Tras la reciente decisión de la Corte Suprema en Estados Unidos sobre revocar el derecho constitucional al aborto, surgieron en días posteriores una serie de protestas multitudiunarias en algunas ciudades como Washington D.C., Nueva York y los Ángeles.

Miles de personas, en su mayoría mujeres, se han pronunciado en contra de la ilegalización del aborto en el país, ya que al derogar el derecho, los Estados legislarán sobre si es legal o no y en qué circunstancias se interrumpirá el embarazo.

¡Mi cuerpo, mi decisión! y ¡Abortemos el Tribunal! son algunas de las consignas que estuvieron presentes en las recientes protestas desde diferentes puntos del país; cabe mencionar que desafortunadamente, las demandas que tuvieron lugar en el capitolio de Arizona terminaron con una descarga de gas lacrimógeno.