Querétaro fortalecerá las medidas de protección sanitaria en contra del COVID-19 pues, durante la tercera ola de contagios, se ha registrado un alza de casos y es importante combatir la enfermedad, señaló Francisco Domínguez Servién, gobernador de la entidad.

“Las decisiones tomadas en lo colectivo no han sido suficientes para detener la transmisión del virus COVID-19 (…) nuestro número de activos se multiplica semana con semana, las hospitalizaciones van en aumento”, expresó el funcionario.

Domínguez Servién externó su preocupación por las nuevas variantes de SARSCoV-2, ya que son potencialmente más contagiosas y peligrosas. Agregó que el grupo de edad de 20 a 49 años es el más afectado pues registra en 70 por ciento de los contagios con síntomas graves y hospitalización.

Asimismo, instruyó al grupo de trabajo a fortalecer su labor en todas las áreas de atención y contención de herramientas, así como las referencias numéricas y el entrenamiento social para informar a la población sobre la tasa de contagios.